Rellenos con Ácido Hialurónico

Toxina Botulínica Tipo A
13 julio, 2018

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra de forma natural en la piel. Su función es retener agua, aportando así hidratación y volumen.

Con los años, esta sustancia se va perdiendo y el organismo disminuye su capacidad de reponerla, determinando una pérdida de volumen y tono de la piel del rostro, lo que genera la aparición de arrugas y surcos.

El relleno con ácido hialurónico se utiliza para atenuar las arrugas estáticas del rostro, es decir, las arrugas que se ven aún cuando el rostro está en reposo, sin gesticular. También para atenuar surcos, como el nasogeniano (los pliegues que se producen desde el final de los laterales de la nariz y descienden oblicuamente hasta ambos extremos de la boca) o las líneas de marioneta (surcos que van desde las comisuras de la boca hacia ambos lados del mentón). Es además utilizado para devolver volumen y tono a determinadas zonas como las mejillas, el mentón y los labios.

El ácido hialurónico es un gel que se aplica mediante micro inyecciones en la piel, es un tratamiento simple, rápido, prácticamente indoloro. A su vez, no tiene contra-indicaciones ni reacciones adversas, siempre y cuando sea aplicado por un cirujano plástico certificado.

Tiene una duración temporal, entre 9 a 12 meses, lapso después del cual el producto debería volver a aplicarse.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *